Más de 350 oncólogos de todo el mundo se reúnen desde el viernes en Santiago de Compostela en el marco del IV Simposio de Biopsia Líquida, una cita organizada por el Grupo de Oncoloxía Médica Translacional (ONCOMET), a través de su Unidad Mixta Roche-Chus -promovida por la Axencia de Innovación Galega (GAIN), de la Consellería de Economía, Emprego e Industria de la Xunta de Galicia-.

El evento, inaugrado oficialmente por el Conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez, ha permitido poner en valor los últimos avances y desafíos relativos a la aplicación de esta revolucionaria técnica que, junto a la inmunoterapia, está acercando la lucha contra el cáncer a los tratamientos “a la carta”, facilitando así una oncología personalizada, de precisión.

Una de las principales aportaciones de la biopsia líquida es que permite obtener información de la situación del tumor en tiempo real y en relación a alteraciones genéticas y moleculares que se van sucediendo a lo largo de la enfer medad de cada paciente, de forma individualizada y a través del análisis de plasma y otros fluidos. Un análisis que apenas causa molestias al paciente.

Tal y como afirma el Dr. Rafael López, director científico del Simposio y presidente de la Unidad Mixta Roche-CHUS -entidad promovida por la  Axencia de Innovación Galega (GAIN), de la Consellería de Economía, Emprego e Industria de la Xunta de Galicia- “la aplicación de la biopsia líquida como herramienta de diagnóstico es ya una realidad en cáncer de mama, próstata y pulmón y va a aumentar de aquí a un futuro relativamente corto”. Un avance que, según explica, “va muy ligado al desarrollo de fármacos . Así, cuando se sabe que un fármaco tiene un mecanismo de acción y resulta eficaz en una patología determinada, se dispara la aplicación de biopsia líquida en ese ámbito ”.

Esto es justamente lo que ha ocurrido en el último año, con la publicación de resultados del ensayo clínico Solar – 1. Según explica la Dra. Laura Muinelo, responsable de la Unidad de Análisis de Biopsia Líquida de Oncomet, “éste demostró que el análisis de mutaciones en el gen PI3K en plasma de pacientes con cáncer de mama avanzado es una herramienta valiosa para seleccionar a lo s pacientes que mejor van a responder a un nuevo tratamiento dirigido frente a est a molécula”. Un importante avance que demuestra la importancia de contar con la recopilación de datos procedentes de ensayos clínicos, una demanda en la que coinciden los expertos oncólogos reunidos en Santiago esta semana.

Según señala la Dra. Muinelo, “para conseguir un uso más genera lizado de estas técnicas en los hospitales es importante que se consigan más datos en ensayos clínicos que ayuden a identificar qué grupos de pacientes se van a beneficiar más de su aplicación”. También la Dra. Ruth Vera, presidenta de la Socieda d Española de Oncología Médica (SEOM ) apunta la importancia de “conocer mediante ensayos clínicos cómo debe variar la toma de decisiones a la luz de estos nuevos datos”.

 Facilitar el acceso desde todos los hospitales

Facilitar que todos los hospitales tengan acceso a los resultados de la aplicación de biopsia líquida es, según los expertos, una prioridad para avanzar en diagnóstico y tratamiento oncológico.Según el Dr. Rafael López, “no podremos hacerlo todo en todas partes, pero todos los pacientes y médicos deben tener acceso a esa información. En los centros gallegos existe ese intercambio y hay una buena comunicación entre ellos y acceso a información útil clínicamente. Además, la mayoría contamos con proyectos de investigación en marcha que están ofreciendo avances con sello gallego gracias, en parte, al trabajo de Oncom et y de la Unidad MixtaRoche-CHUS, financiada por Roche Farma y la Axencia GAIN, de la Conssellería de Economía, Emprego e Industria.

En este sentido, la Dra. Muinelo apunta que “la generación de más redes de trabajo nacionales e internacionales será importante para el desarrollo de estudios con mayor impacto clínico y con resultados más robustos”. Un reto al que debemos añadir la necesidad de crear “centros de referencia multidisciplinares para que la aplicación de estas técnicas sea más efectiva”. Un aspecto en el que también insiste la Dra. Vera, quien apunta que “el resto consistirá en crear herramientas validadas, reproducibles y coste-eficaces que puedan ser trasladables a la práctica clínica habitual”.

 Oncología del futuro

Los oncólogos reunidos en el IV Simposio de Biopsia Líquida han coincidido en señalar que las determinaciones del cáncer, tanto sencillas como inmunológicas, se harán fundamentalmente en plasma en un futuro. Algo que, según el Dr. López, “tiene una explicación biológica: el tumor va cambiando con el tiempo y necesitamos información del presente, no del pasado. La tecnología lo permite”.

Llegar a ese futuro pasa , según la Dra. Muinelo, por “la estandarización de los protocolos de análisis e int erpretación de resultados”, así como “mejorar la capacidad de detección para poder aplicar estas técnicas en pacientes con estadios tempranos de la enfermedad”. Estos avances, según indica la Dra. Vera, podrían además “ayudar a detectar recaídas precozmente, incluso antes de puedan ser detectadas por métodosconvencionales”. Y es que, tal como apunta la presidenta de SEOM, “el rápido desarrollo de la biotecnología, la genética y la genómica han convertido en realidad lo que hace unos años parecía un sueño: adaptar el tratamiento y la prevención de enfermed ades a la variabilidad interindividual de genes, proteínas, ambiente y estilo de vida ”. La posibilidad de realizar biopsia líquid a supone, en su opinión, “un cambio en el paradigma de la enfermedad tumoral que aproxima nuestro conocimiento a la enfermedad dinámica que realmente es; lo que supone una ventana de oportunidad para el mejor tratamiento y manejo de los pacientes. Es un paso claro hacia la me dicina de precisión”.

 La Unidad Mixta Roche-CHUS

El comité científico del simposio está formado por once profesionales del ámbito científico-sanitario; entre ellos, la doctora Clotilde Costa, responsable de la Línea de Biopsia Líquida de la Unid ad Mixta Roche-CHUS; la doctora Ana Belén Dávila Ibáñez, responsable de la Línea de Nano-oncología de la Unidad Mixta Roche-CHUS; y el doctor Roberto Piñeiro Cid, responsable de la Línea de Modelización de cáncer de la Unidad Mixta Roche-CHUS.

La Unidad Mixta Roche- CHUS es una iniciativa de Roche Farma y el grupo de Oncología Médica Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela –IDIS, financia da por la Axencia Galega de Innovación de la Consellería de Economía, Emprego e Industria, y creada para desarrollar soluciones innovadoras que mejoren el diagnóstico, tratamiento, evaluación y monitorizació n del cáncer de mama y próstata de mane ra individualizada.

Se centra en el estudio de procesos metastásicos, con la finalidad de obtener resultados con aplicaci ón clínica maximizando las posibilidad es de que la investigación revierta en el Sistema de Salud en el menor tiempo posible. De este modo se pretende mejorar las expectativas y calidad de vida de los p acientes a través de la oncología de precisión.

La línea de Biopsia Líquida de la Unidad Mixta Roche-CHUS se centra en el estudio del material tumoral presente en distintos fluidos biológicos, principalmente sangre de pacientes con cáncer de mama y próstata, con el objetivo de buscar biomarcadores de pronóstico y respuesta, resistencia a terapias, y dianas terapéuticas.